Hermandad del Rocío de Jerez

19 Noviembre 2008

PEREGRINACIÓN

Archivado en: General — Adrián Selma @ 23:09

Este último fin de semana ha tenido lugar la XXIII peregrinación andando al Rocio

Amanecía en Jerez. En la Alameda Cristina dos autobuses estaban preparados desde la siete y treinta de la mañana para llevar los Peregrinos a bajo de guia (Sanlucar de Barrameda).

Fueron insuficientes y hubo que habilitar un automovil para llevar al resto.

A las 8.30 en Bajo de Guia haía mucha animación. Allí se concentraban los 80 automoviles autorizados mas los tractores de apoyo y el de los peregrinos. Hacía mucho frío pero el Río estaba sereno. A las 9 comenzaron a embarcar. Primero los peregrinos de a pie. Todo transcurrió con normalidad. Segun iban entrando los barqueros iban recogiendo los tickets proporcionados por la Hermandad. De esa forma es mas rapido y practico el embarque.

La barcaza partió repleta. El Guión iba en ella portado por la Camarera de Camino María Isabel Mateos Salido pendoneando al son de la brisa marina. Viajaron también el Director Espiritual Fr. Alexis Gonzalez y el Hermano Mayor, Felipe Morenes. Otro pasajero fué Eduardo Espinar el Guarda Forestal de Doñana y muchisimos peregrinos. Eche de menos s a Diego El Gorrión y su familia.

La llegada a Malandar fué suave. Allí ya había automoviles esperando. En la Cancela Juan Luis Espinar, el hijo de aquel portentoso Guarda Mayor de Doñana que fué Juan Espinar hijo de otro Espinar que también fué Guarda Mayor con mi abuelo. Siempre habrá un Espinar esperandote en la entrada de Doñana.

Los saludos de rigor. Comienzan a entrar los peregrinos con el Guión al frente. Después sin interrupción los autos. Doñana está fresco y limpio cubierto el suelo de los pinares por una suave alfombra verde. Nada mas traspasar la cancela de Malandar, los peregrinos que allí estaban se congregaron entrono al Guión y acompañados por el Hermano Mayor y la Camarera de Camino, el Director Espiritual ofreció el camino a la Reina Marismeña.

Primero la Casa del Partido de la Venta blasonado con conchas marinas, donde vivió aquel magnifico jinete, Manuel Espinar Anillo cuaya esposa componía dulces versos. Junto a la casa los restos del que fuera su huerto donde unos naranjos abandonados languidecen olvidados junto a los restos de los tollos de donde se extraía el agua para regar.

Mas adelante, el Fajinado. Con su casita medio escondida. Allí vivía José el Capataz, el padre del anterior citado. En su cuadra en ruinas, aún permacen indelebles arrostrando los tiempos, escritos con carbon, los nombres de sus caballos. “Abanico” entre ellos, el castaño que utilizara SM El Rey Don Juan Carlos de Borbon para alancear jabatos cuando era aún “Don Juanito”. Muy cerca, el tocón y las raices del Pino Gordo del Fajinado, donde los Romeros de aquellas primeras Romerias hacían el Primer Rengue.

A continuación las chozas, los huertos y los restos de la que fuera la primera serrería de Doñana que hacía de los pinos tablas para las cajas del vino de Jerez y cuadernas para reparar los juanelos en los varaderos de Bajo de Guía.

Y de pronto aparace el LLano de la Plancha. Siempre hay gamos pastando en ese lugar. Allí estaba el muelle que mandó construir el Duque de Tarifa para la primera visita de S M El Rey D. Alfonso XIII. Allí estuvo hasta que un mercante le embistió y lo arrancó.

Al poco tiempo, la Casa de la Marismilla, con sus jardines, capilla, huertos y cuadra donde aún se conserva el nombre de los Condes de Niebla (y Duques de Medina Sidonia) primeros y por largos siglos propietarios del Coto de Doñana.

Se desayunó en ese lugar. Muy bien y muy oportunamente organizado. Dulces, pastas y frutas. Para beber, zumos, refresco y agua. La Hermandad de Rota llegaba y Jerez comenzó a caminar. La primera laguna y la del Carrizal, donde se rezó el Angelus con grandes incertidumbres entre los peregrinos pues nos sabían muchos el lugar conocido por “Rincon del Peregrino” El año que viene los señalaremos con un rotulo que diga “ANGELUS AQUÍ” y así no habra confusiones.

Ya calentaba algo mas el sol, pero siempre suave. Se caminó ininterrumpidamente hasta el Corral de Felix (Cancelin o linde de los Gonzalez) donde se almorzó. A eso de las 3.30 o cuatro de la tarde se camina de nuevo. Tras dos horas, el Sopetón y cambiando la fisonomía avanzamos por zarza, aulagas y helechos hasta el Caserio de Palacio.

Los tractores con los petates cumplieron puntualmente. Cuando los Peregrinos llegamos ya estaban a lli, con petates bajados y la cocina montada haciendo puchero. Se montaron las tiendas de campaña con buena luz y ordenadamente.

El Rosario, como estaba programado, comenzó puntualmente a las 20 horas. Previamente el genial Teo y otros que le acompañaban avisaron una por una a todas las reuniones de que comenzaba. Creo que acudieron casi la totalidad de peregrinos. Exito total.

Cuando finalizaron las preces del Santo Rosario se comenzó a repartir la cena. El menú era caldo con fondo y huevos revueltos con chorizo.

Se repartieron mas de trescientas tazas de caldo y hasta hubo que hacer a toda prisa un poco mas de lo previsto. Hacia mucho frío y caía muy bien. Todos los de junta de gobierno ayudaron en su confección y reparto. Hubo una gran Hermandad. Juaver Abucha, mayordomo trabajó infaigablemente.

A las once todos estaban en sus tiendas. Hacía, como digo, muchisimo frío. En general hubo orden. Quizás la nota discordante fué el que algunas reuniones poco identificadas con el espiritu de la peregrinación, estuvieron hasta altas horas cantando perturbando con sus ruidos el necesario descanso del peregrino de a pié. Esperamos que estas personas recapaciten sobre su conducta insolidaria; comprendan que la peregrinación es muy dura, sacrificada y que con su conducta disonante alteran el espiritu de la misma.

Amaneció después de una muy fría noche de tres grados. El café y las tostadas aguardaban desde antes de las 7 horas. Se repartieron catorce teleras de dos kilos rebanada a rebanada. Hubo para todos justito. Además, pasteles, la pringada del puchero de la noche antes y fruta.

Parten los peregrinos en el segundo día. La Raya de las Perdices y Cortafuegos esperan. Interminables. La Cancela de las Gangas. El algibe, Guaperal, donde se acampa la última noche del camino de ida en Romería y por fin la Canaliega.

A las dos en punto, la Misa. Tradiconal. Alegre; emotiva; evocadora; allí se reunen con los peregrinos los “planchaos” Los que por una razón u otra no han podido hacer el camino. La emoción es intensa. La misa también.

A continuació llega el momento mas esperado: caminar hasta la Ermita para ver a la Señora. Los minutos se hacen interminables. La alegria es desborante. El cansancio queda olvidado.

Cuando nos aproximamos con el guión de camino al frente, el Director Espiritual a su lado, se adelanta el Hermano Mayor con vara y gorra (como dice la sevillana) para abrir las puertas del templo ayudado por un auxiliar de la Hermandad Matriz.

La entrada es apoteósica: allí está todo el Jerez Rociero; jovenes y no tan jovenes. Andarines y los de los autos. Todos postrados a las plantas de la Señora. Se reza la Salve. Se dan los vivas de rigor y brotan espontaneas las Sevillanas de las gargantas rotas. No nos queremos ir. La miramos turbados; lentamente, casi con desgarro, retrocedemos con los ojos inundados de lagrimas y emprendemos el camino a la Casa de Hermandad.

Allí el jubilo; la comida bien ganada. El cariño, la amistad, la camaradería y los abrazos.

Un año mas hemos peregrinado hasta Ella. Le pido un año mas de fuerzas y salud para volver a pisar las arenas de los cerros de Doñana; paso a paso, avanzando despacio hasta ella, pero seguros de llegar.

VIVA ESA BLANA PALOMA

VIVA EL PASTORCILLO DIVINO

VIVA LA HERMANDAD MATRIZ DE ALMONTE

VIVA LA HERMANDAD DE JEREZ DE LA FORNTERA

 

 

 

2 comentarios »

  1. Fue mi primera peregrinación aunque llevaba mucho tiempo queriendo ir.

    La verdad es que no tengo palabras para describir todo lo vivido ese fin de semana intenso para mi.

    Es una gozada poder cruzar el coto doñana (aunque también muy duro) pero la gozada fue total cuando llegamos a Canaliega y pudimos escuchar la misa que nos ofreció el padre Alexis (Desde aki mi enhorabuena por esas palabras tan bonita que nos dijo). Y ya para más emoción fue el llegar a la ermita con el banderín a la cabeza y todos los peregrinos detrás y se abrieron las puertas del cielo. Eso para mi fue lo mejor de la peregrinación, ya que caminé todo el día del domingo sin un zapato, porque se me habia partido mientras cruzaba la raya, se me cojió un tendón de la ingle y tenia una agujetas que me moría, no podía echar un paso, pero vamos, ya os digo que todo eso se me transmormaron en lágrimas de alegría y emoción una vez que estaba ya ante la Señora.

    Desde aqui le pido que me de fuerzas para poderlo repetir, ya que fue inolvidable y siempre lo tendrá presente.

    VIVA LA VIRGEN DEL ROCIO Y VIVA EL PASTORCILLO DIVINO.

    Comentario por Inma Galloso — 26 Noviembre 2008 @ 19:56

  2. Todo es mejorable, esta última peregrinacíón ha tenido cosas buenas y cosas menos buenas.
    Empezado por las buenas el avituallamiento en el primer dia fue estupendo, el 2º dejo que desear, la convivencia fue ejemplar, aunque, aqui viene lo menos bueno, hubo algun miembro de la junta que no se paro a ayudar a algunos coches que se quedaron atascados, despues he oido que estos coches, o sea, los hermanos que los conducian han sido sancionados.
    Intentemos entre todos que estas cosas no vuelvan a ocurrir y que la sanción, si existe, que sea perdonada.
    VIVA LA VIRGEN DEL ROCIO

    Comentario por José Antonio Arjona — 26 Diciembre 2008 @ 14:55

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. URI para TrackBack.

Deje un comentario

Gestionado con WordPress