Hermandad del Rocío de Jerez

11 Enero 2009

DOS DIAS MUY IMPORTANTES PARA NUESTRA HERMANDAD

Archivado en: General — Adrián Selma @ 23:05

El sábado 10 amaneció con mucho frío. Temperaturas por debajo de cero. Pero no importaba. Cuando llegué a Santo Domingo unos minutos antes de las ocho, ya estaban allí los jóvenes de la Hermandad, con sus padres y tutores. Nuestro director espiritual, Fr. Alexis, tuvo otra de sus geniales ideas: Le dió a cada chaval un sobre con trozo de papel donde debía ir escribiendo los nombres de las personas por las cuales iba caminando. Era el modo de ofrecer, de sublimar, su sacrificío; de establecer un íntimo contacto con la Sma. Virgen del Rocío. Se rezaron preces que finalizaron con la salve y los peregrinos partieron en la fría mañana sabatina para Sanlucar de Barrameda, para bajo de Guía donde embarcaron en la barcaza y arribaron a la Playa de Malandar.

El paisaje era insólito; la escarcha estaba helada; las arenas de la playa y dunas estaban cubiertas con un manto blanco. Cuando cruzaran la cancela que alumbra el paso a los pinares de Doñana, el Hermano Mayor reunió a la joven grey y les dió una breve charla contándoles resumidamente la Historía del lugar y sus importancia medio ambiental. A continuación, Fr. Alexis rezó, encomendó la peregrinación a la Señora de las Marismas y de nuevo la salve.

Doñana estaba limpio, brillante; el suelo cubierto con una fina hierba. Los matorrales exultantes de verdor igual que los pinares y las sabínas. Pasamos por el ajinado, donde aún existen las raices y parte del tronco donde en los Rocíos de antes se hacía el primer rengue. Continuamos hasta el llano de la Plancha, donde se vieron algunas gamas. Después, la Marismilla, donde Javier Abucha el Mayordomo auxiliado por otros, entre los que naturalmente estaban Lolo Roman, el Alcalde de Tracción Mecanica, había preparado un estupendo desayuno compuesto por bocadillos, fruta y galletas. Refrescos y agua para beber.

El Ángelus se rezó puntualmente en el Cortafuegos Nº 8, que está al final de la laguna del Carrizal, en el lugar conocido por el Rincón del Peregrino.Allí se hacía en los Rocíos de antaño el primer Rengue. Era precioso. Todos a caballo, se cantaban Sevillanas y se rezaba el Ángelus.

Los chavales caminaban mucho y bien. A buen ritmo. Pasamos el Cerro del Trigo, donde se hizo una parada. Después, la cuesta de la Leche, el Cerro de la Raya, el de los Ánsares y el almuerzo puntual en el Corral de Felix (Cancelin) De nuevo, Javier Abucha nos sorprendió agradablemente con sus estrategias culinarias con un exquisito Arroz y unas tapas de carne Mechada traida por Arriaza. También montaditos de filetes de cerdo y manzanas de postre.

Se olvidaba comentar que en la parada del Cerro del Trigo estuvimos con la Hermandad de Arcos y saludé a Faustino su nuevo Hermano Mayor. Les acompañe porque me invitaron al rezo de su Ángelus. Felicitamos a nuestro amigo y le deseamos un feliz mandato ofreciendonos para cuando le podamos ser de ayuda

A las 16  horas, algunos antes, comenzó de nuevo la Peregrinación. Los jóvenes iban felices y motivados. Algunos muy muy jovenes, como Javito Escobar y Juanito Camacho que no solo andaban, sino que iban jugando. Otras niñas, disculpad que no recuerdo los nombres, iban muy seriecitas caminando, haciendo solera rociera. Pero no quiero dejar de mencionar a la hija de Ignacio Muñoz nuestro querido Teniente de Hermano Mayor, a Fabi Camacho, la niña de su hermano Antonio; otra niña encantadora, Gonzalez Maldonado, que me hizo saltar las lagrimas cuando la vi, llegando a Palacio caminar desclaza. Le dije que se subiera al coche y que la llevaría hasta Palacio. Su respuesta fué contundente: “Gracias, pero quiero caminar para ofrecer mi sufrimiento por mi tía que está en cielo”. Y continuó su camino descalza hasta Palacio. Por supesto…

Habíamos tomado la decisión el Viernes 9 en Jerez, la Junta reunida en la Casa de Hermandad, de no acampar en Palacio por el intenso frío que se esperaba. Nos preocupaba que algún chaval se perjudicase y que los mayores ni siquiera pudiesemos conciliar el sueño debido al intenso frío reinante. Un Guarda Forestal nos informó que dias atrás, en el Acebuche (Rocío) habian estado a 7,5 grados bajo cero.

De modo que como teníamos previsto, montamos a los peregrinos entre los coches de apoyo que iban, el remolque y nos fuimos para la Aldea del Rocío. Quizás nos entretuviésemos en poco mas de la cuenta en Palacio, pués al final del trayecto al Rocío hizo verdadero frío. Pero en fin, a las 20.30 estábamos en la Casa de Hermandad, donde se repartieron los cuartos, se cenó en un grato ambiente y las 12,30 la juventud estaba en los brazos de morfeo.

Es de justícia reseñar la gratísima sopresa que nos tenían preparada el Prioste y la Camarera de altar, Fina Priego. Nunca antes había visto la capilla de la Hermandad tan bién decorada. Con tan buén gusto y con tantos detalles. Os adjunto unas fotografías que prueban que mis comentarios no son exagerados. Os felicitamos y damos las gracias por ese efímero trabajo que tanto valoramos.

El segundo día era el día grande. Realmente había bastante personal en la Casa de la Aldea. Allí estaba nuestro flamante pregonero de esta edición, el ex-doble Hermano Mayor, Rafael Mateos Benitez el cual me comentó que ya respiraba mas tranquilo pués tenía bosquejado la trama del Pregón. Por experiencia digo que hasta que ese momento llega, se pasa muy mal. Después se pone la quinta y todo va mas facil.

El Prioste y el Mayordomo, a las 12.30 puntuales, comenzaron a organizar el Cortejo: el Guión, las banderas, la Junta de Gobierno con sus varas y cerrando, el Simpecado portado por el Secretario Jose Aº Gomez Santamaría y escoltado a la derecha por el Hermano Mayor y el Pregonero; a la izquierda, el Mayordomo y el Prioste. Abría el Cortejo un avezado pitero procedente del Puerto de Santa María que ya antes de salír nos deleito con su flauta y tambor y unos niños portando velas y el ramo de flores que luego se ofrendaría a la Señora Marismeña. Las Banderas eran portaadas por la Señoras Rocieras y algunas jóvenes.

A las 13 horas estábamos en la Puerta Grande de la Ermita, siendo recibido por miembros de la Hermandad Matriz a la cual les damos las gracias por medio de estas líneas por su amable y cariñosa acogida. Es un momento esperado y emocionante encontrate con Ella cara a cara, ofreciendo a su divino hijo y sonrientes ambos. La Basílica estaba repleta de Jerezanos.

En el Presbiterio, como manda el Protocolo, a la izquierda, una representación de la Hermandad Matriz compuesta por cinco miembros con sus varas. A la derecha, el Simpecado Jerezano y tres miembros de la Junta de Gobierno: Mayordomo, Prioste y Hermano Mayor. El coro de nuestra Hermandad hizo un buén trabajo y dejó el pabellon alto.El delegado Diocesano Joaquin Perea, que hacía de diácono junto con Fray Alexis, llevaron a cabo una sentida Misa. La homilía de Fray, como no podía ser de otro modo, versó sobre los jóvenes caminantes, destacando los méritos de Javito Escobar y Juanito Camacho, emocionándose hasta el sollozo cuando habló de los nobles sentimientos de los chavales.También hubo unas palabras de recuerdo a Manolito el del Huerto, cuyo sepelio había sido el día anterior.Era un peronaje muy querido por todos y asiduo de nuestra Hermandad No dudamos que estará en la Paz del Señor. La comunión fué masiva y con mucha devoción. Al final, como mandan locánones, la Salve de Jerez y los Vivas a la Señora, a su hijo el Pastorcillo Divino, a la Hermandad Matriz y a la de Jerez.

Regresamos solemnemente a Casa de Hermandad, con sones de flauta y tambor y alegría de la chiquillería. De nuevo se introdujo el Simpecado en su hermosa capilla que ya he comentado cuan bella estaba. Nuevos y piadosos rezos de Fr. Alexis y comenzó la retirada poco a poco para el almuerzo.

Nos esperaba una estupenda berza jerezana, preparada el día anterior por unas fenomenales señoras rocieras comandadas por Angeles Bernal. Enhorabuena porque no podía estar mas exquisita. Al principio parecía que iba a sobrar mucho guiso, pero luego no fué tanto.El patio de la Hermandad bullía. Es bonito ver a toda la Hermandad reunida como lo que debe ser: una gran familia.Este sencillo guiso nos hizo sentarnos todos juntos alrrededor de la misma mesa.

También hubo visitas que fueron invitadas a nuestro guiso a la copa de Tío Pepe fresquito que estba superior.

Y así, de está forma resumida de contarlo, fué discurriendo este día grande Hermandad.

Finalizo felicitando, aunque se que no les gusta, la los orgnizadores de esta Peregrinación Joven, que son:

Miguel Angel Cardoso, Javier Escobar, Maria Isabel Mateos, José Aº Sanchez Gil (Kiki) y por supuesto al Mayordomo Javier Abucha y a su lugarteniente, Pepe Tejero y a Lolo Román, que nos ha prestado su remolque y colaborado en la organica de Doñana.. También han puesto su “granito de arena” otros de la Junta que quizás olvide. Disculpad, pero no os olvido. Todos estais en mi retina y en mi corazón.

Que Ella os lo premie. Es el trabajo mas bonito que se puede hacer. Trabajar desinteresadamente por la propagación de la Devoción a la Virgen del Rocío.

VIVA ESA BLANCA PALOMA

Felipe Morenes, Hermano Mayor

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. URI para TrackBack.

Deje un comentario

Gestionado con WordPress