Hermandad del Rocío de Jerez

15 Enero 2009

SEPELIO DE DOLORES MARTIN MARTINEZ, CASERA DE LA CASA DEL ROCÍO

Archivado en: General — Adrián Selma @ 11:56

Era un Rocio distinto. Hacía frío, mucha humedad; espesa niebla desfiguraba la naturaleza alegre y la personalidad de la Aldea.

Ayer a la hora del Ángelus tuvo lugar el sepelio de Dolores Martin, casera por muchos años de Casa de la Aldea. Asistió una representación bastante completa de nuestra Hermandad: El Director Espiritual, El Hermano Mayor y el Mayordomo de la actual Junta de Gobierno. Francisco Gomez anterior Hermano Mayor, Andrade (anterior Mayordomo), Pepe Martin, tambien ex-mayordomo, Antonio Gil, el Rizos y algunos mas mas.

El velatorio de la extinta se produjo en el salon de la Casa de Hermandad. Hacía pensar cuan distintas son las realidades de la vida. En un lugar donde siempre ha habido abrazos, alegría, cantes, este día triste y lugubre había un ataud delante de un cricifijo escoltado por cuatro candelabros. Detrás, separadas por un biombo, segun las viejas costumbres, solo las mujeres velaban a la difunta. Coronas de flores con lazos morados eran la única concesión al colorido.Lo demás de negro luto. En el exterior, los hombres. Si pudiesemos oir las conversaciones, serían muy diferentes las de unos y las de las otras.

Cuando llegamos Fr. Alexis rezó un sentido responso contestado por las mujeres, pocos hombres y los hijos.

El feretro fué llevado a hombros siguiendo el itinerario que hace la Virgen. Pasamos por la Calle Moguer de muchos y profundos recuerdos, hoy llamada Carretas y profanada por multitud de comercios y llegamos hasta la Ermita.

No había muchas personas. El Hermano Mayor cpresidió el cortejo en compañia de los hijos. Igual en la Basilica de la Virgen del Rocío. Concelebraron la misa funeral el Párroco de Almonte y Fr. Alexis que pronunció una sentida platica laudatoria de la extinta.

Luego, como es tradicional también, en la puerte de la Basilica se formo el duelo y desfilaron los deudos y amigos. Pudimos saludar a algunos amigos almonteños que allí estaban.

Por último, nos desplazamos al Cementerio de Almonte donde se le dió sepultura. Estábamos fundamentalmente los jerezanos, los hijos y pocos mas.De nuevo, antes de cerrar la sepultura definitivamente, nuestro Director Espiritual rezó unas sentidas preces.

Un día de Rocío distinto. Un paisaje diferente. A medio día salió el sol. El sol es similar a la esperanza que tenemos los católicos en la vida eterna. La muerte es la separación, es dolor, pero está la esperanza en Cristo resucitado. En la alegría de gozar de la presencia del supremo hacedor. De verle la cara a la Virgen y gozar de su cercanía.

 

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. URI para TrackBack.

Deje un comentario

Gestionado con WordPress