Hermandad del Rocío de Jerez

1 Noviembre 2009

REUNIÓN DE MONSEÑOR MAZUELOS PEREZ CON TODAS LAS JUNTAS DE GOBIERNO DE LAS HERMANDADES DE JEREZ.

Archivado en: General — Adrián Selma @ 22:38

 Ayer sábado a las 10 de la mañana en el Salón Juan Pablo II tuvo lugar una numerosa convocatoria de las Hermandades de Jerez con el Sr. Obispo y la Delegación de Hermandades (D. Joaquin Perea y otros) para exponer su forma de ver de las Cofradías, que es muy positiva. A continuación les reproduzco la crónica de Gabriel Álvarez al respecto.

 ”El sentido del encuentro ha consistido en un primer contacto oficial del pastor con los representantes de todas las corporaciones de piedad popular. Por ello, en próximas fechas ocurrirá lo propio con las de las zonas pastorales del Litoral (en El Puerto de Santa María, el 13 de noviembre) y de la Sierra (en Arcos de la Frontera, el 20 de noviembre).

Monseñor Mazuelos se ha dirigido a los cofrades valorando que las hermandades “cumplen un gran papel en la sociedad y en la Iglesia son muy necesarias en medio de un mundo de tanta secularización”. El obispo señaló que son “una gran cosa para mostrar la grandeza del misterio, las cofradías enseñan a los niños desde pequeños a entrar en el misterio”.

Valoraciones y felicitaciones

Felicitó a las hermandades por su intensa actividad y porque “no han escondido la cabeza bajo el ala y se ha posicionado claramente en la defensa de la vida”. De este modo, el pastor, que recordó conocer las hermandades desde su devoción personal, haber vestido túnica nazarena y ser en su día costalero en su Osuna natal y director espiritual en Sevilla, calificó el aborto como “racismo genético”.

Sin embargo, invitó a los cofrades a “estar alerta ante los nuevos tiempos que corren y que se están metiendo en las cofradías”. De este modo, se refirió al sentimentalismo al que pueden reducirse los valores de la piedad popular ya que “para colmo nos encontramos con unas nuevas generaciones que creen que todo se mueve superficialmente.
 
“Es necesario a enseñar a madurar a los más jovenes” dijo subrayando la importancia de la formación. Así, invitó a “utilizar nuestras inmágenes y enseres para profundizar en la Palabra de Dios”. Del mismo modo, mencionó la importancia de la eclesialidad (”no somos iglesia paralela”). También recordó a los cofrades que “no somos ONGs”.

Recordó la existencia de la Normativa Diocesana para Hermandades y Cofradías (popularmente conocido como “el libro verde”) de la que dijo “no es para fiscalizar, ¿porqué existe el Código de Derecho Canónico?”. “Las normas son necesarias, son expresión de la comunión y están hechas con el mayor cariño, os pido que no las veais como un atentado a la libertad”.

Salidas extraordinarias y coronaciones canónicas

También advirtió de la necesidad de prevenir el relativismo. Por ello pidió precaución a la hora de solicitar salidas extraordinarias, procesiones de carácter especial y conmemorativo de las que estos días hay diversas convocadas. De similar modo se refirió a las peticiones, prodigadas también en la Diócesis, de coronaciones canónicas de imágenes de la Santísima Virgen.

Nos podemos inventar razones para sacar a nuestas imágenes extraordinariamente pero incluso en ello hemos de aplicar la Palabra de Dios: “Si llueve sabemos que es el Señor es el que maneja el tiempo y quedarnos sin verlo en la calle no debe mover a buscar cualquier excusa para salir”, dijo señalando también que “las coronaciones pueden desprestigiarse si pierden su carácter extraordinario”.

Inventarios y corresponsabilidad eclesial

Presentó, del mismo modo, a los miembros de la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías como seglares comprometidos que “nunca dan un paso sin consultarmelo y sin mi permiso”. “Yo despacho con ellos permanentemente y el último responsable de sus decisiones soy yo” añadió antes de referir diferentes aspectos importantes que tienen que ver con la labor de este órgano.

Señaló el obispo, al respecto, que son importantes los cabildos de cuentas, que “la Iglesia es muy cuidadosa al respecto de temas de dinero porque todos somos débiles, todos llevamos los genes de Adán”. Añadió que “el Obispado no quiere ser Hacienda para las hermandades pero si tenemos este salón, esta luz, estos gastos… se necesita un mantenimiento”.

Invitó Mazuelos a un diálogo permanente y fluido entre las cofradías con la Delegación, y abogó por criterios de transparencia que también vinculó a la necesaria puesta a disposición de las hermandades al Obispado en materia de arte sacro por cuestiones de adecuación estética del patrimonio y de inventarios que invitó a que se llevaran con especial dedicación.

En este sentido, el delegado diocesano Joaquín Perea y el secretario Francisco León presentaron un modelo de inventario que proponen a los hermanos mayores y juntas de gobierno para mejor control del patrimonio con el que cuentan. Les fue entregado el modelo de formulario junto a copia de los estatutos de la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías.

Posteriormente, Monseñor Mazuelos se puso a disposición de cuantas preguntas y consultas le quisieran ser realizadas, terminando el encuentro que abre la serie de tres que, próximamente, tendrán continuidad en El Puerto de Santa María y Arcos de la Frontera”

Contacto:
Gabriel Álvarez, delegado
615 595 809

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. URI para TrackBack.

Deje un comentario

Gestionado con WordPress