Hermandad del Rocío de Jerez

23 Diciembre 2010

UNA BONITA HISTORIA - PARA LEER EN NAVIDAD

Archivado en: General — Adrián Selma @ 22:43

Monseñor Olivares, Rvdo. D. Camilo Olivares es un sacerdote de gran prestigio que ha escrito su vida al borde de cumplir los sesenta años de sacerdocio.Con gran vinculación y devoción a la Santísima Virgen del Rocío, predicador ante ella y muchas cosas mas de prolija enumeración.

En su libro cuenta una experiencia digna de ser publicada. Lo hago a continuación.Hace muchos años un domingo de Pentecostés, con la Ermita abarrotada y abriéndse paso paso entre la gente impresionada, entrabaun hombre arrastrándose y llevando encima una niña y en cada mano una vela encendida ayudándose con los codos y las rodillas y aguantando el chorreo de las velas que le quemaban las manos y la cara.

Me acerque para ayudarle pero no hubo manera de que se levantara hasta que llegó al altar de la Virgen.

La niña lloraba asustada; ya de pie mientras una joven almonteña consolaba y cuidaba a la hija, el hombre entró en la sacristía donde le dí agua, le refresqué las manos y la cara y escuché su impresionante relato.

Hacía unos meses se había arruinado totalmente, le iban a embargar sus bienes y su casa y desesperado quiso quitarse la vida. Al oscurecer de un aciago día, se dirigió con una soga en la mano para colgarse de un arbol en una pequeña finca que poseía a la salida de su pueblo.

Cuando había colgado sobre una rama, oyó una voz: “papa ¿Me vas a hacer un columpio?” al volverse y ver su pequeña hija dió un ito llamándola por su nombre: ¡Rocío! y continuó su relato diéndome: “al nombrar a Rocío me acordé de la Virgen y me dí cuenta de la barbaridad que iba a hacer.

LLorando me abracé a mi hija Rocío, le hice el columpio y llorando mientras ella reía la columpié un buen rato; al volver a casa me encontré a mi suegro que había venido de Huelva todo enfadado porque le había ocultado mi situación y con un fajo de billetes en la mano para remdiar totalmente mis apuros.

Con aquella promesa quiso agradecer el favor que sin ninguna duda para el había recibido de la Blanca Paloma. Le fue dificil elegir, entre las muchas personas que querían invitarlo aquel día a comer en su casa para compartir fraternalmente su alegría. Esto último es una característica mas del Rocío: “TODAS LAS PUERTAS ABIERTAS Y LOS BRAZOS Y EL CORAZÓN”

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. URI para TrackBack.

Deje un comentario

Gestionado con WordPress